SeoPeriodismo

Sobre mí

Soy un periodista e historiador apasionado de las ciencias de la comunicación y de la literatura. Mi meta es contar historias que transmitan información contrastada y de calidad a las personas pero que también puedan cambiar vidas. Además, he comprendido que las nuevas tecnologías enriquecen el mensaje, y por eso he adquirido nuevas habilidades en el mundo de la programación web, del SEO y del marketing.


Durante mi carrera profesional he tenido la oportunidad de trabajar en periódicos de gran prestigio como La Vanguardia, El Mundo, El Economista/ Ecodiario y el Día de Cuenca. Mi afán inquieto me ha permitido publicar reportajes en las portadas de estos medios. De igual manera, he desempeñado en estas redacciones labores como periodista digital actualizando y revisando las distintas cabeceras. Por eso, entiendo muy bien el proceso de posicionar en Google las noticias.

Desde que recuerdo siempre he querido ser periodista o relatar historias de la manera que fuera. Por eso, esperaba mucho de mi licenciatura en Periodismo. En mi imaginario aspiraba encontrar una universidad de comunicación repleta de profesores dispuestos a cambiar el mundo.

Pero nada más lejos de la realidad. La formación que allí nos dieron distaba mucho de ser la optima, no únicamente para anticiparse a la enorme revolución digital que nos esperaba, sino incluso para trabajar en un medio de comunicación. Por eso, entendí que la mejor manera de ser un buen periodista era aprender por mí mismo.

Con esa motivación, combiné mis estudios universitarios con conocimientos como la programación web, el marketing, la literatura, el blogging y el SEO. Recuerdo que aquella época los periódicos digitales no sabían ni lo que era poner un link dentro de las noticias. Finalmente el tiempo me dio la razón y en la actualidad es muy normal que el periodismo utilice muchos recursos digitales para redactar y posicionarse.

Arte y oficio

Mi recorrido por las redacciones fue emocionante. Todavía recuerdo la primera vez que escribí un reportaje sobre la Donostia Cup y la primera recomendación que me hizo mi redactor jefe: “Jugadores de todo el mundo se reúnen en un mismo comedor y se relacionan entre ellos. Enfoca tu reportaje en contar qué tipo de relaciones tienen y en qué te transmitan sus impresiones sobre la competición“.

Aquella frase fue como una pequeña epifanía me pareció increíble introducir a los lectores en la vida de otras personas. Estaba contado una historia real como si fuera un novelista.

Donostia Cup

¡Definitivamente estaba enamorado de aquella profesión! Tenía la mezcla perfecta entre arte y oficio. En los siguientes años trabajé en La Vanguardia en Barcelona.

La mezcla de libertad que tuve en aquella redacción para realizar mis reportajes y lo bohemia que era aquella ciudad crearon el caldo de cultivo perfecto para que viviera mi sueño de ser un escritor en medio de la jungla urbana.

Estaba patéandome las calles al igual que lo hicieron Hunter S. Thompson, Tom Wolfe, Gabriel García Márquez o Ryszard Kapuściński.

En aquella redacción hice mis mejores reportajes e incluso algunos de ellos llegaron a ser portada del periódico. Todavía no gozaba de toda la libertad que me hubiera gustado pero era un gran comienzo. Pero la profesión más bonita del mundo nunca fue la mejor pagada ni la que generaba más trabajo. Así que tuve ir a Madrid en busca de nuevas aventuras.

En Madrid trabajé en algunas revistas pequeñas que hoy ya no existen. Pero tengo que decir que tenían una magia especial porque como periodistas hacíamos de todo y el ambiente era genial . Fue allí, donde me inicié como blogger.

Blogging y adsense

En mi blog Liberalia-x trataba temas culturales, políticos y periodísticos. Sin ser el nicho más popular conseguí unos 3.000 lectores mensuales. En ese momento me empezó a interesar mucho el tema del blogging y decidí rentabilizar mi web con adsense.

Después busqué nuevas fronteras y comenzó mi etapa como periodista digital en El Economista/Ecodiario. Aquella experiencia fue absolutamente novedosa. En aquel tiempo la mayoría de periódicos no entendían muy bien lo que era el mundo digital.

No tenían definida ninguna estrategia para posicionarse. De hecho, ni si quiera incluían links en las noticias. En definitiva un desastre.

Pero en el medio que yo estaba sí que había una clara intención de buscar nuevos lectores utilizando las técnicas que ofrecía Internet. Aunque todo hay que decirlo todavía era muy novedoso. De manera que pude aprender mucho sobre el periodismo digital y sobre el posicionamiento.

Blogging

Desde entonces me he formado con una máster de programación, con cursos de SEO y Marketing digital. Y continuo trabajando como freelance y posicionando webs de nichos. Mi intención es seguir contando historias a través de Internet pero también ofreciendo mi experiencia como comunicador a aquellos proyectos que merezcan la pena.

El mejor tipo de comunicación

Pero sobre todo mi anhelo es seguir investigando sobre la hipertextualidad que nos ofrecen las nuevas tecnologías, que en realidad siguen explorando los caminos que iniciaron otros comunicadores. Los textos de calidad de la era digital utilizan exactamente las mismas técnicas que los impresos.

Por eso, siempre la mejor estrategia de comunity management, de periodismo o de SEO es la ética y ofrecer contenido de calidad. Así que en este blog escribiré sobre cómo atraer nuevos lectores o crear webs de nichos. Pero también tendré especial atención a los periodistas y escritores que con su creatividad cambiaron el mundo.

Y por su puesto, si te gusta esta aventura, espero poder colaborar contigo y exploremos oportunidades para comunicar nuevos proyectos.